La propuesta de la profesora del aula de apoyo a sus alumnos era buscar qué palabras para ellos estaban relacionadas con la paz, en su día a día.

Intentar buscar tantas que fuesen capaces de completar un abecedario. Y lo han conseguido, aunque algunas se han resistido bastante. Después cada uno ha elegido la imagen que para él o ella representaba esa palabra.

Este ha sido el resultado: nuestro abecegrama por la paz.

Cuando han acabado, nuestra alumna que está aprendiendo español se ha atrevido a leerlo.

Ójala cada día solo usásemos este tipo de palabras.